DECALOGO DEL PERFECTO CUENTISTA PDF

Fue periodista durante la mayor parte de su vida, brevemente maestro y juez de paz. Comenzaremos por el final. Me he convencido de que, del mismo modo que en el soneto, el cuento empieza por el fin. He observado que el llanto sirve por lo general en literatura para vivir el cuento, al modo ruso; pero no para escribirlo. De mis muchas y prolijas observaciones, he deducido que el comienzo del cuento no es, como muchos desean creerlo, una tarea elemental.

Author:Tygobar Shaktizuru
Country:Mauritania
Language:English (Spanish)
Genre:Health and Food
Published (Last):12 November 2005
Pages:13
PDF File Size:16.47 Mb
ePub File Size:20.88 Mb
ISBN:962-2-79867-438-2
Downloads:36620
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:JoJojinn



Nadie nace sabiendo. Recordemos que Quiroga es un hombre de comienzos de siglo. Pero Quiroga no se refiere a encadenarse a algo. Solo entiende al maestro como un hombre de su tiempo: el maestro es alguien que te da las bases. Ademas, uno no puede perder la humildad para aprender. Silvina B. Sin embargo, no tiene nada que ver con la cita de Quiroga.

Si vemos al arte como cima inaccesible, es entender que el arte es un todo de creatividad infinito. Luego, el no dice que lo alcances. El escribir sin pensar en lograr algo esteticamente bello u horrendo. Es decir, que manejes esa creatividad de tal forma que no divagues, no te pierdas en las ideas…asi se domina el arte, dejandose fluir en el sin perder la esencia que se quiere transmitir.

Quiroga solo pide que uno desarrolle la personalidad en libertad sin temor a ser influido por un literato mas fuerte sea por admiracion. Aqui Silvina B. Sin embargo Quiroga aqui no elogia al triunfo sino al deseo.

El deseo de escribir y el arte, ambos vividos como un sentimiento. Para Silvina este es el mandamiento mas importante. He ahi, la importancia del comienzo tanto para el cuento como para la novela.

2010 NISSAN ALTIMA 2.5 S OWNERS MANUAL PDF

Descargar PDF 'Decálogo del Perfecto Cuentista', de Horacio Quiroga

Comenzaremos por el final. Me he convencido de que, del mismo modo que en el soneto, el cuento empieza por el fin. He observado que el llanto sirve por lo general en literatura para vivir el cuento, al modo ruso; pero no para escribirlo. De mis muchas y prolijas observaciones, he deducido que el comienzo del cuento no es, como muchos desean creerlo, una tarea elemental.

EXUDADO FARINGEO PDF

Decálogo del perfecto cuentista

.

QUERATITIS BACTERIANA PDF

Decálogo del escritor

.

Related Articles